web analytics

Los astilleros en Olabeaga


LA CONSTRUCCIÓN NAVAL EN EL PAÍS VASCO, SIGLOS XVI AL XIX

Lourdes Odriozola Oyarbide-Diputación Foral de Gipuzkoa *

*Astilleros  de la Vega
Se les llamó así por su nombre de la Vega del Chimbo,más tarde la Campa de los Ingleses.
En el siglo XVIII tuvieron gran demanda,pero fue a mitad del siglo XIX cuando empiezan a destacar.
Alcanzaron un ritmo de producción de los mayores de la ría,contaron con los constructores más importantes de su época Andrés Arana(1857-1871) José María Uresandi(1854-1858) Santiago Arana(1867-1871).

En esta época se botaron más de 70 barcos mercantes(bergantines,corbetas,pailebots,bombos,pataches y quechemarines)

Las Gradas del Arenal
Estaba entre los prados y la campa del Arenal,junto a la Iglesia de San Nicolás,astilleros de la mínima expresión,con estufas,edificios provisionales y unas pocas tejavanas.Eran astilleros municipales.
Fabricaron algunas naos,grandes para el comercio con el norte de Europa.
Su tecnología pobre y atrasada no les permitió competir con otros astilleros de su entorno.
En el siglo XVII,entraron en crisis,hasta desaparecer.
La calle de La Estufa,en el Arenal es el recuerdo vivo de este astillero.

Astilleros de Deusto
Estos astilleros,venían funcionando desde muy antiguo en el siglo XV,su actividad económica era muy importante.
Desde San Pedro,la ermita de San Miguel y la torrentera de Luzarra.
Deusto tenía gran número de constructores para hacer un buen trabajo.
En siglo XVI,Deusto aparece con Zorroza como los principales centros de produción.Proveyendo de naves de gran tonelaje a las escuadras y armadas reales,también al comercio de larga distancia.
En Deusto estuvieron establecidos en los siglos que van del XVI al XIX Ogüena,Unzueta ó Garli y Uresandi.

Astillero del Campo Volantín
De poca actividad,desde finales del siglo XVIII a principios del siglo XIX,hay tres barcos construidos por Lorenzo Bengoechea:Bergantín,San José,Santa Rita para el comerciante bilbaíno Guillermo Uhagón en el año 1790.
La goleta de Nuestra Señora de la Concepción,hecha por Lorenzo Aresti en 1799 y el quechemarín La Concepción,que el constructor de Plencia Juan Bautista Anasagasti fabricó en 1814,para los bilbaínos  Manuel de Garay y Francisco Garroño.
En sus inmediaciones,hubo varias fábricas de jarcias y cordelería del maestro Antonio Ugalde(1785) y Manuel Francisco de Ugarte(1788).

Abando
Astillero de gran importancia, a lo largo de la historia,astilleros como este hicieron destacar al País Vasco como centro naval en el siglo XIX.

Zorroza
En la margen izquierda del Nervión y a una legua de Bilbao los famosos del siglo XV hasta principios del siglo XIX.
Hasta el año 1615,el astillero estuvo regentado por particulares,al servicio de la corona de España.

A partir de 1615,se construye un Real Astillero o Arsenal.
Así este astillero absorbió la totalidad de las naves de guerra:Galeones,Correos,y Avisos de Indias.
En el siglo XVIII,era un conglomerado de edificios muy importantes destinado a diversas actividades.
Se construyen Fragatas,Paquebotes,Correos de su Majestad para La Habana y los demás puertos de Indias.
Se empezó a construir barcos de importancia,como un a fragata para la ciudad de Buenos Aires con 36 cañones.
Cercano al astillero se compró una casa y otros terrenos donde se construyó una herrería,un almacén,hornos y una casa de alquitrán en 1795´las tropas francesas tomaron el arsenal de Zorroza y se apoderaron de todo y de dos fragatas correo que estaban construyendo en 1801,el rey quiso subastar el astillero sin encontrar comprador.La factoría pasó a ser dependencia de la armada.
En los años 1840,se reanudo la actividad después de un tiempo donde se deterioró todo.
Los hombres de los que empezaron con una actividad regular a trabajas fueron Santiago Arana,Manuel de Urquiaga,Juan Felipe de Abrisqueta,Marcelino Bareño, entre otros


Olaveaga
En la segunda mitad del siglo XVIII,tuvo actividad,más de un constructor lo eligieron para su actividad productiva,entre ellos Lorenzo de Tellaeche,Tomás Aristain.
El Consulado de Bilbao,en 1777 describe la factoría de Olaveaga “Un tinglado por cuenta de dos particulares,que con privilegio real,tenían en él las armas del rey.Tenía 200 brazas de largo este astillero adquirió importancia,por la licencia que en 1791,el Consulado de Bilbao dio a Domingo Zubiría para construir un dique para reparar barcos de bandera nacional y extranjera.
Hacia el año 1840,comenzó un vigoroso movimiento de restauración industrial,al terminar las guerras napoleónicas.
El artífice de todo esto fue Julián de Unzueta,trabajó en Olaveaga de 1825 a 1854.
Hubo otros constructores navales,como Santiago Arana y Manuel Cortabitarte,emergieron en el panorama de la construción naval desplazando a Unzueta.También los Oyarzabal José y José Luis fueron destacados constructores.

 


RIPA
Desde el siglo XV,hay constancia de la existencia de gradas parta la construcción naval.
Situadas en un varadero,debajo de la Iglesia de San Vicente de Abando.
En el siglo XV estos astilleros se llamaban de Basurto Acha.
Hubo dos bergantines famosos Nuestra Señora de Begoña,botado en 1788 por Antonio Real de Asua y dos barcos más en los años 1784 y 1785,botados por Juan Ángel Real de Asua.
Entre 1831 y 1866 ¡los astilleros tuvieron mucho trabajo absorvieron un gran porcentaje de pedidos.
Los principales constructores fueron  Manuel Cortabitarte y Santiago Arana.
Cortabitarte trabajó en Ripa entre 1831 y 1858.
Santiago Arana entre 1848 y 1866.
Hay que decir  que Santiago Arana Ansótegui,casado con Pascuala Goiri Acha son los padres del ideólogo del nacionalismo vasco Sabino Policarpo Arana Goiri.




Astillero de Santiago Arana,en Uribitarte año 187…


La factoría de Santiago Arana,se encontraba frente al Campo Volantín y por ella pasaba el camino que conducía a la isleta de Uribitarte.
Cortabitarte estaba especializado en bergantines,en algún caso se llegó a superar las 500 toneladas.
Hacia los años 1870,desapareció la actividad industrial.
Los astilleros de Ripa,contaban con una fundición de hierro,que les hacía las bombas y los molinetes para sus barcos y una cordelería.

ASTILLEROS DE LA SALVE
Tuvieron una vida corta desde 1855 a 1873,pero de gran intensidad.
Santiago Arana se estableció en dichos astilleros en el año 1867,después de marchar de Ripa,otro constructor fue José María Uresandi.

EL PUENTE VIEJO O DE SAN ANTÓN
Eran astilleros menores en la ría y estaban ubicados debajo del puente viejo,junto a la Iglesia de San  Antón.
Tuvieron poca importancia en la construcción naval.
Solo hay noticia de la construcción de dos lanchones y un bergantín Las Tres Hermanas.

INDAUTXU
Pequeños astilleros,del barrio de Olaveaga se tiene noticia de ellos a mediados del siglo XVIII,Fueron  momentos cruciales en la construcción naval.
Se cree que este astillero pertenecía a los herederos de Zubiría.

LA TROCA 1849-1878
Los Astilleros de San Mamés, se mencionan en el siglo XV y tuvieron importancia hasta el siglo XVIII.
Hay noticias en el año 1849 de los constructores Marcelino de Bareño, José Urazandi y Anacleto Altube.
Y otra vez en el año 1878 con Domingo Mendiguren. Parece ser que fue una factoría auxiliar, para atender la demanda en momentos puntuales.


ASTILLERO DEL DIQUE SECO 1800 a 1893
Estuvo encargado en la reparación y carenado de barcos y solo puntualmente en su fabricación.
A principios del siglo XIX en las tierras de Abando se construyó un dique.Era de propiedad privada,de hombres vinculados a la industria naval o al comercio,como Pedro José de Zubiría,Ignacio de Goyenechea.
De 1843 a 1859 fabricaron un considerable número de buques mercantes,fue un periodo de prosperidad.
Trabajaron en el dique:Julián de Unzueta(1843 a 1851),Manuel Zabala(1848 a 1849),Marcelino Bareño(1854 a 1859),Domingo Miguel de Basabe(1852 a 1853),Anacleto Altuna 1843.
Em el año 1879 Domingo Mendiguren,hizo las gradas de los “Diques Nuevos”para adecuarse a los nuevos tiempos.
Mendiguren y su hijo Ruperto estuvieron trabajando regularmente hasta el año 1893.

DIQUES SECOS
Esta empresa se fundó el año 1868,la sociedad la formaban,Juan Abaitua,Santiago Arana,Gregorio Pradera,Eduardo Coste y Vildósola,José Antonio Urigüen.
Estuvo ubicado donde antes estaban las gradas de Olaveaga.
Eran los mejor dotados de la ría,los que más reparaciones hacían.
Con  talleres de fundición de hierro,bronce,forja con cinco fraguas con ventilador y martillo de vapor.
El taller de calderería,podía fabricar y reparar cualquier pieza por grande que fuera.

Hemeroteca de la Diputación Foral de Bizkaia, periódicos Irurac-Bat y Noticiero Bilbaíno.
Archivo Club Deportivo de Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.