web analytics

Cuando hablamos de RENFE

Imagino que cuando se habla con RENFE o el ayuntamiento sobre las vías que nos constriñen, y sobre su incidencia en nuestras vidas, nos contestarán que las vías ya estaban antes que la mayoría de las casas y que es lo que hay.

Y seguro que tienen razón. Pero también la tenemos nosotros al responderles que seguro que hace 50, 60, 70… años ni había la frecuencia que hay ahora tanto en viajeros como en mercancías, ni la legislación medioambiental que tenemos.

Lo cierto es que en Olabeaga es muy complicado vivir con las ventanas abiertas, si exceptuamos, claro, a las personas con discapacidad auditiva.

De hecho, los afortunados que disponemos de doble acristalamiento, no dejamos de sobresaltarnos algunas madrugadas con los ruidosos mercancías que tienen a bien atravesar el barrio. No quiero ni pensar que ocurre con las gentes que viven con ventanas normales.

Propongo a la Asociación que inste al ayuntamiento para que elabore un mapa sonoro del barrio. Que una empresa o técnicos municipales realicen las mediciones necesarias que permitan conocer de que estamos hablando.

Con ese mapa, y si las conclusiones fueran las que sentimos a diario, deberíamos pedir/exigir a RENFE/Adif la implementación de medidas paliativas tal y como se ha hecho con AENA en Derio, Lezama o Liou.

Medidas como pantallas antiruido a lo largo del recorrido de RENFE/Adif por Olabeaga. Y acristalamientos efectivos en las viviendas afectadas. Y si no, siempre quedará la vía judicial. Antecedentes haylos e imagino que el Ayuntamiento nos respaldaría.

Pero lo primero es pedir al Ayuntamiento el mapeo sonoro del barrio.

Porque lo del soterramiento es un sueño muy, muy, muy, lejano, amigas y amigos.

Foto de Jose Gordejuela.
Foto de Jose Gordejuela.

Comentarios

Cynthia Sainz Pérez
Cynthia Sainz Pérez Completamente de acuerdo.
Sonia Gorostizaga Escalera
Sonia Gorostizaga Escalera Totalmente de acuerdo. ¿Qué tal si creamos un grupo de trabajo que se centre en este tema?
Jaio Espía
Jaio Espía Propongo que cada vecina o vecino que oiga el paso de los trenes, pida al ayuntamiento, de forma individual, que le mida el ruido, tal y como hizo Mitxel Santos López. Y, a consecuencia de los resultados, que serán alarmantes, que presente denuncia individual. Y con el informe y la denuncia de todas y todos, poder presentar como barrio un informe colectivo. Tendríamos mucha más fuerza mediática…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.