web analytics

Bilbao retoma el proyecto de accesos de Olabeaga tras el visto bueno de Adif

NUEVOS ACCESOS

Bilbao retoma el proyecto de accesos de Olabeaga tras el visto bueno de Adif

Barkala adelanta que están en negociaciones con la empresa adjudicataria para cumplir las exigencias en seguridad

OLGA SÁEZ – Jueves, 10 de Noviembre de 2016 – Actualizado a las 06:02h

La calzada será ampliada para que por el túnel entren dos vehículos, uno en cada sentido.Foto: Oskar Martínez

La calzada será ampliada para que por el túnel entren dos vehículos, uno en cada sentido.Foto: Oskar Martínez

BILBAO – Los nuevos accesos a Olabeaga requieren un nuevo proyecto para la construcción del túnel previsto que cumpla las exigencias que ha impuesto Adif. Ricardo Barkala, concejal del Área de Obras y Servicios y Espacio Público del Ayuntamiento de Bilbao, dio a conocer ayer este y otros proyectos para el ejercicio 2017 para los que los presupuestos han reservado sus correspondientes partidas. Se trata del área que gestiona el montante económico más importante de los presupuestos de Bilbao, 122.913.200 euros de los 527 millones globales.

En 2017, según explicó ayer el concejal, se van a retomar algunos proyectos de los que se viene hablando hace años en la ciudad pero que ahora por fin se van a hacer realidad. Entre ellos, los nuevos accesos a Olabeaga. Según dijo Barkala, “queremos empezar este mismo año”. Se trata de un proyecto que lleva en stand by al menos tres años. Según el edil, la decisión de Adif de modificar los protocolos de seguridad en las obras en las que tienen cierta implicación, tras el accidente registrado en Santiago de Compostela, fue la causa de los retrasos en el inicio de los trabajos. De hecho, la obra ya estaba adjudicada, el proyecto terminado y, por tanto, a punto de iniciarse.

Ahora, sin embargo, las modificaciones que exige Adif hacen que la obra sea mucho más compleja y más costosa, por lo que habrá que negociar con la empresa adjudicataria el cambio en el presupuesto o en su defecto habría que cancelar el contrato con la correspondiente indemnización y posteriormente volver a sacarlo a licitación.

Lo que está claro es que el área quiere que este año se inicien los trabajos. Las obras, que entran dentro del plan Auzokide Plana, prevén la construcción de una nueva entrada para automóviles y peatones que acabe con una de los últimas calles de Bilbao con doble sentido reguladas con semáforo. El nuevo túnel viario con doble calzada y aceras bajo el trazado ferroviario de Renfe será una calle de casi doce metros con aceras de tres metros a cada lado y provisto de alumbrado. Un paso que sustituirá al actual, estrecho y oscuro, que resulta muy peligroso para los peatones cada vez que lo cruzan.

Otro de los temas que retoma el área son las obras del canal de Deusto. Barkala explicó que “una vez rescindido el contrato hay que volver a licitar la parte del proyecto que quedó pendiente y que se refiere a la obra de excavación”. Según informó, la adjudicación se realizaría en primavera y se prevé que las obras concluyan para finales de año, con la apertura del canal.

El equilibrio entre barrios mejorando su accesibilidad es una de las premisas del área que tiene su reflejo en los presupuestos de 2017. En estos momentos, el Ayuntamiento está elaborando un plan de accesos mecánicos que quiere tener sobre la mesa en la próxima Semana Santa. En el mismo se priorizarán las zonas en las que la actuación tiene que ser más urgente. En este sentido, Barkala señaló que, por ejemplo, la zona de Sarrikue es prioritaria. Junto a esto, “pero ya con nombre y apellidos”, el concejal dio a conocer los cuatro ascensores que están presupuestados para ser acometidos el próximo año. Se trata de un elemento mecánico en George Sterr y camino de la Encarnación, otro en Camino del Bosque y Zabalbide; Santutxu y Marqués de Laurencin y, finalmente, el que unirá Miribilla con el Casco Viejo. La partida destinada para ello es de 7,8 millones de euros.

IPARRAGUIRRE La accesibilidad también mejorará en la calle Iparraguirre con el Museo Guggenheim. El proyecto contempla una semipeatonalización que en ningún caso tiene como pretensión ampliar las terrazas de la zona, según aclaró el concejal. “Se trata de un sitio delicado y hay que saber qué es exactamente lo que queremos ejecutar conciliando el interés de los vecinos también con los deseos de comerciantes y hosteleros”. Hay una partida de un millón de euros que permitirá iniciar el proyecto.

Este año se darán los pasos para la construcción del centro de distrito de Barrenkale, una de las demandas vecinales, ya que se quejan de que no gozan de los mismos servicios que el resto de bilbainos. Barkala se comprometió a que las obras empiecen antes de que acabe el año y será ya en 2017 cuando el proyecto vea la luz. Finalmente señaló que trabajarán con diferentes aportaciones para preparar la llegada del TAV a la capital, aunque sea Fomento quien tenga la responsabilidad última.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.